Ana Ricci, la bailarina peruana que se consagra en la mejor del clavado sudamericano

La nadadora juvenil logró su segundo oro en el Sudamericano de Deportes Acuáticos, que se disputa en la Videna

/

Orgullo nacional. Ana Ricci, volvió a encandilar a jueces y al público en su segunda participación en el Sudamericano de Deportes Acuáticos, llevándose su segunda medalla de oro, esta vez, en clavados de 3 metros, obteniendo un puntaje de 351.75, con amplia ventaja frente a sus similares de Colombia y Brasil.

Con aplausos gritos y el aliento de la barra peruana, Ana Ricci, fue vitoreada desde el recinto donde entrenó arduamente para subir a lo más alto del podio: el Centro Acuático de la Villa Deportiva Nacional (Videna), administrado por el Proyecto Legado. 

“Me siento muy contenta por ganar de nuevo y de representar bien al Perú. Sigo ratificando el buen momento por el que paso, tras ganar hace poco dos medallas de oro en Tucson. Estoy segura de que también obtendré un buen resultado en Cali 2021. Además, es positivo que la barra peruana siga apoyándonos, como lo hacen desde aquí”, dijo emocionada, tras recibir la medalla. 

Inició como bailarina

Pero quién es Ana Ricci y cómo a su corta edad, es ya consagrada como la mejor clavadista de su generación. Ella tuvo su primer contacto con el agua de una piscina, cuando apenas tenía seis años. Su alma competitiva se dejó seducir por la exigencia de la natación. Fue así como se enamoró de la disciplina, logrando trasladar la sincronización, elasticidad y postura que aprendió años atrás como bailarina de marinera y ballet.  

Ahora, la deportista de 14 años ha superado a potencias como Colombia y Brasil en la prueba trampolín 1 metro, en el marco del certamen internacional que congrega a 450 deportistas, provenientes de 13 países, organizado por la Federación Deportiva Peruana de Natación, en coordinación con el Proyecto Legado, desde el Centro Acuático de la Villa Deportiva Nacional (Videna).   

Ana incursionó en el deporte dos años después de aprender cada paso y técnica del Ballet y la marinera, apoyada por el aliento e ímpetu de su madre, Gioconda Cabrejos, quien alguna vez soñó con convertirse en una clavadista de alto rendimiento.  

“Cumpliré 15 años en diciembre y me alegra saber que vengo consiguiendo cosas importantes para mi país. Me gustaría que más personas practiquen los clavados, porque es un deporte desafiante, lindo. Requiere de mucha concentración y determinación”, afirma.  

Ella también es doble medallista de oro en el Panamericano Junior de Clavados Tucson 2021 y es considerada la mejor clavadista del Perú. Además, sueña con clasificar a unos Juegos Olímpicos, para regresar al país a la máxima competencia después de la hazaña que logró Abel Sánchez en Sídney 2000. 

“Nunca antes el Perú había logrado una medalla de oro en este tipo de eventos y me alegra que yo lo haya conseguido. También fui doble campeona sudamericana en un Sudamericano Juvenil, realizado en Chile, en el 2019. Es importante para nuestra disciplina y para el país. Me encanta lo que hago, por eso me quedaré más tiempo en la natación”, asevera.  

Entrenando bajo las órdenes de Alfredo Borges, quien busca sumar su sexta asistencia como técnico a unos Juegos Olímpicos, Ana Ricci continuará elevando su rendimiento en el moderno Centro Acuático, una sede que cumple con los estándares olímpicos, bajo la administración de Legado.  

“El Centro Acuático nos da todo lo que necesitamos como deportistas. Estamos aprovechando las instalaciones que quedaron tras Lima 2019 y todo eso ha comenzado a dar sus frutos. La idea es seguir entrenando aquí”, agrega.  

Ana comenta que seguirá repartiendo su tiempo entre los entrenamientos especializados y las clases virtuales del colegio. Culminar con éxito el tercer año de secundaria es otro de los desafíos que se ha propuesto para este año en el que competirá también en los Juegos Panamericanos Juveniles de Cali 2021.   

Deja una respuesta

Your email address will not be published.