Aplicarán 150 mil pruebas de antígeno para detectar contagios por la COVID-19

Chepén, Otuzco y Sánchez Carrión no muestran descenso de casos.

//
Pruebas buscan detectar contagiados, incluso en asintomáticos.
Pruebas buscan detectar contagiados, incluso en asintomáticos.

Pese a la tendencia de descenso de infectados y fallecidos por la COVID-19 en las últimas semanas, aún no es resultado de la vacunación, razón por la que l Comando Regional COVID-19 dispuso que  en las provincias con mayor cantidad de casos se aplicará un total de 150 mil pruebas antígenas para detectar a contagiados, incluso en asintomáticos, adoptando acciones para evitar su incremento.

La toma de muestras estará a cargo de la Gerencia Regional de Salud. Al respecto, su titular, Kerstyn Morote, indicó que coordinó con laboratorios Escalabs para el análisis de las pruebas, y con la Municipalidad de Trujillo para hacer esta campaña en las áreas consideradas como de alto riesgo, principalmente en mercados, y con todos los protocolos de bioseguridad.

En la reunión ordinaria del comando se dio a conocer que la variante C-37 se ha llevado la vida de muchos liberteños en esta segunda ola y que se ha comprobado que, en abril, de cada 100 pruebas hechas 80 eran casos positivos; y que, en el mes de abril, de 623 muestras tomadas el 80% dio positivo a la variante C-37.

En mayo, después de cinco semanas empieza a caer la curva, pero eso no implica necesariamente que se termine la segunda ola. Igualmente se indicó que los resultados que se vienen dando no son resultado de la aplicación de las vacunas y que eso se verá recién dos o tres semanas después de aplicar la segunda dosis en los adultos mayores.

“En la segunda ola, la cifra de fallecidos fue superior a la primera ola en casi todo el país. En La Libertad no hemos llegado al pico de la primera ola. Con la estadística estamos viendo un claro descenso que debe incrementarse gracias a la aplicación de las vacunas”, dijo el gobernador Manuel Llempén.

En Chepén, Otuzco y Sánchez Carrión aún no se ve ese descenso porque allí la segunda ola comenzó después que en nuestra provincia. Mientras que en Trujillo la letalidad es aún alta (6,9%) porque no se están haciendo pruebas en la medida necesaria. Esta se saca dividiendo la cifra de fallecidos y contagiados; si se hacen más pruebas la letalidad bajará.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.