Comisión de Inclusión Social empezó a evaluar el reconocimiento legal de las ollas comunes

//
Las ollas comunes son impulsadas por 2500 organizaciones y beneficia a 228 mil familias a nivel nacional.
Las ollas comunes son impulsadas por 2500 organizaciones y beneficia a 228 mil familias a nivel nacional.

La Comisión de Inclusión Social y Personas con Discapacidad atendió la sustentación de un proyecto de ley que plantea reconocer a las ollas comunes como una «organización social de base con carácter permanente». También, recibió las opiniones de las representantes de la Confederación de Mujeres Organizadas por la Vida y el Desarrollo Integral y de las Ollas Comunes en Villa María del Triunfo, respecto a los proyectos de ley que versan sobre este tema.

La congresista Digna Calle Lobatón (Podemos Perú) explicó a sus colegas que resulta importante que las ollas comunes sean reconocidas legalmente, porque hoy en día son impulsadas por 2500 organizaciones y beneficia a 228 mil familias a nivel nacional.

Sin embargo, continuó explicando, no hay una atención estatal a este medio de subsistencia alimentaria popular y reveló una cifra contundente: el Gobierno aprobó una transferencia de 99.6 millones de soles, pero solamente se ha asignado un 37 % a las ollas comunes.

«Tenemos el compromiso internacional de poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y mejorar la nutrición. Ante la pandemia sanitaria, millones de familias se han visto afectadas. Las ollas comunes surgieron como una salida de emergencia para aplacar el hambre de los más necesitados, especialmente de niños, ancianos, mujeres embarazadas y otros. Son organizaciones espontáneas que solidariamente asisten de manera comunitaria en la provisión del alimento diario de millones de personas», indicó.

Calle Lobatón afirmó que su propuesta de ley «establece normas sobre la participación de los clubes de madres, comedores populares autogestionarios, ollas comunes y otras organizaciones beneficiarias en la gestión y fiscalización de los Programas de Apoyo Alimentario, a cargo del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa)», expresó.

Por su parte, Relinda Sosa Pérez, de la Confederación Nacional de Mujeres Organizadas por la Vida y el Desarrollo, recordó que existen normas establecidas que reconocen a las organizaciones sociales de base. «Por eso no considero necesario dar a las ollas comunes una categoría de organización permanente. Más bien, urge la atención del Estado con recursos presupuestales», indicó.

En tanto, la representante de las Ollas Comunes del Asentamiento Humano José Carlos Mariátegui, de Villa María del Triunfo, pidió a los integrantes de la Comisión de Inclusión Social que aprueben el reconocimiento legal a las ollas comunes, a efectos que tengan inscripción municipal «y que el Estado no haga oídos sordos a las mujeres que luchamos día a día para subsistir».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.