¿Cómo impacta la inflación en los préstamos bancarios?

/
El aumento en la tasa de interés de referencia y en la tasa de encaje son algunas de las estrategias que el BCR ha iniciado para frenar la inflación.
El aumento en la tasa de interés de referencia y en la tasa de encaje son algunas de las estrategias que el BCR ha iniciado para frenar la inflación.

El aumento de precios de los productos, principalmente los de primera necesidad, viene generando gran preocupación en todos los peruanos. Sin embargo, esta no es la única consecuencia que traería esta inflación que viene afectando -sobre todo- a aquellos ciudadanos que vieron reducidos sus ingresos mensuales a causa de la pandemia por la COVID-19.

Según especialistas, a esta situación que ha generado la inflación en el mercado de consumo peruano, se le suma el encarecimiento de los préstamos bancarios, ya que la tasa de interés de referencia se ha incrementado en un %0.5 con respecto al mes de agosto.

“Este aumento en la tasa de interés de referencia lo que busca es, de alguna forma, aplicar lo que se conoce como política contractiva, para encarecer las tasas de interés, y de esta forma las personas y empresas disminuyan el número de sus préstamos, así se medirán en los gastos”, indicó el economista Jair Alvarado Espinoza, coordinador de la escuela de Negocios Internacionales de la UCV, campus Trujillo.

Este aumento de la tasa de interés de referencia es una de las medidas que ha tenido que tomar el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), ante esta situación. Esta y otras estrategias que vienen trabajando, tienen la finalidad de estabilizar la economía y la oferta de los precios de los productos de primera necesidad y créditos personales y para empresas.

“Uno de los instrumentos que utiliza es la tasa de interés de referencia, que tiene por finalidad establecer una pauta en la tasa de interés para los préstamos de dinero entre bancos, consiguiendo con ello efectos en las operaciones bancarias sobre sus clientes”, explica el especialista.

La segunda estrategia, complementaria, es el aumento en la tasa de encaje; es decir el uso de un porcentaje de los ahorros que los bancos guardan en sus bóvedas de manera obligatoria. “Si bien estas dos acciones harán que el dinero se haga más escaso, y los bancos ya no tendrán la misma solvencia para prestar, es una medida correcta ya que la tasa de inflación anualizada, de agosto del 2020 a julio 2021, subió a 3.81%, y con las medidas del BCRP se piensa frenar esta alza”, acotó el especialista.

Frente a estas acciones tomadas por el BCR, Jair Alvarado Espinoza, recomendó no endeudarse con ningún préstamo en este tiempo, hasta que se estabilice la economía, evitar gastos innecesarios, consumir lo necesario, no sacar préstamos a largo plazo y sacar préstamos sólo de ser necesario y pagarlo en el menor número de cuotas posible.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.