Lima es la ciudad con peor calidad de aire de Latinoamérica, según un estudio

De acuerdo con el índice Air Quality Life Index (AQLI), la expectativa de vida de los limeños se ha reducido en 4.7 años debido a la contaminación del aire.

/

Lima es la ciudad con peor calidad de aire de Latinoamérica, de acuerdo con el índice Air Quality Life Index (AQLI), publicado en un informe anual del Instituto de Políticas Energéticas de la Universidad de Chicago.

Según el estudio, la expectativa de vida de los limeños se ha reducido en 4.7 años debido a la contaminación del aire.

El informe advierte que más de la mitad de los 611 millones de habitantes de América Latina están expuestos a niveles de contaminación del aire que superan lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Países como Perú, Colombia, Bolivia y Brasil cuentan con puntos críticos de contaminación, donde las concentraciones de partículas contaminantes son de 2 a 3 veces mayores que las recomendadas por la OMS”, se lee en el informe.

Los autores del informe concluyeron que la contaminación del aire en la región está ligada a las emisiones contaminantes de los vehículos.

“La contaminación del aire de América Latina no se limita solo a sus ciudades. Los residentes de las zonas rurales de Colombia también enfrentan altos niveles de contaminación, por ejemplo. (…) El uso de combustibles sólidos domésticos es uno de los principales contribuyentes a la contaminación del aire en estas áreas”, refiere el documento.

Políticas ambientales

El ministro del Ambiente, Rubén Ramírez Mateo, fue consultado por los resultados de este informe. El funcionario señaló que el Gobierno está “proponiendo el uso de energía más limpias o, en todo caso, menos contaminantes”.

“El parque automotor de Lima se mueve por combustible fosilizado, consecuentemente con efectos nocivos a la salud”, comentó el ministro.

“Esto nos hace remodelar toda la política nacional, para promover posiblemente el uso de carros con energía eléctrica, que son más limpios; también con gas, que también es lesivo, pero no tanto como el combustible fosilizado”, agregó.

Ramírez Mateo señaló que estas implementaciones están enmarcadas en “un proceso a medio plazo”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.