Liz Chicaje recibe premio Goldman 2021 por su lucha a favor de la Amazonía

La lideresa de la comunidad indígena bora luchó durante los últimos 20 años contra la minería ilegal y la deforestación de las especies de flora y fauna.

//
Liz llevó su propuesta a la COP 23, la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático celebrada en Bonn, Alemania, en el 2017, para que el mundo escuche sobre el territorio ancestral que se debía preservar en la Amazonía peruana.

La Fundación Goldman entregóel premio medioambiental Goldman 2021 a la lideresa indígena peruana, Liz Chicaje Churay, integrante de la Comunidad Indígena Bora de la región Loreto, por su destacado esfuerzo por la defensa del medio ambiente y su lucha contra la tala ilegal en la Amazonía.

El premio Goldman 2021 para Sudamérica y América Central llamado “Premio Nobel de la Ecología” le fue otorgado por su lucha tenaz como madre y activista indígena a lo largo de los últimos 20 años.

A sus 16 años, Liz inició la dura tarea de viajar por todo el extremo noroeste de Perú, atravesando la región Loreto y las comunidades indígenas para hacerle frente a la minería ilegal y la deforestación.

Según cuenta, el camino no fue fácil, ya que al inicio fue complicado enfrentarse a las organizaciones delictivas dedicadas a la explotación de recursos en la Amazonía, pero con el paso del tiempo fue ganando protagonismo hasta convertirse hoy en uno de los rostros más visibles de la lucha social en las comunidades indígenas.

Como se recuerda, su experiencia más exitosa es haber impulsado en enero del 2018 la creación del área reservada conocida como el Parque Nacional de Yaguas, una zona de 800 mil hectáreas de selva tropical que alberga a más de 3 mil especies de flora y 500 especies de aves, peces, nutrias gigantes, monos lanudos, delfines de río y manatíes.Asimismo, la zona conserva importantes humedales ricos en carbono que contribuyen a mitigar los efectos del cambio climático. Pese a que no está habitado, a su alrededor viven 29 comunidades indígenas que luchan por su protección.

Su importancia radica en la defensa de miles de especies de vida silvestre raras y únicas que forman parte del ecosistema de los pueblos indígenas de la Amazonía. En declaraciones a Mongabay Latam, Liz Chicaje expresó “sentirse más comprometida para seguir trabajando. El trabajo que hacemos cuando somos dirigentes lo hacemos porque nos nace, porque estamos comprometidos con el bosque”.

Liz Chicaje es la tercera mujer peruana que recibe el Premio Goldman, llamado el Nobel Verde, uno de los reconocimientos más importantes en el mundo para los líderes ambientales.

Antes recibieron este premio Ruth Buendía, la lideresa asháninka quien en 2014 recibió el reconocimiento por su lucha contra la construcción de una hidroeléctrica en la Amazonía. En 2016, Máxima Acuña de Cajamarca recibió el galardón por la defensa de su territorio en contra la explotación minera.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.