PETROPERÚ invoca a manifestantes a abandonar las instalaciones petroleras y realizar sus reclamos de forma pacífica

La medida de fuerza, es promovida por la Federación Nativa Awajún Río Apaga (Fenara) y los Pueblos Afectados por la Actividad Petrolera (PAAP), ellos demanda de una serie de proyectos vinculados a servicios básicos.

/

Este martes se cumple veintinueve días desde que los manifestantes persisten en la toma de la Estación 5 del Oleoducto Norperuano (ONP), ubicado en Manseriche, provincia del Datem del Marañón, Loreto.

Los reclamos comenzaron el pasado 4 de octubre, impulsados por la Federación Nativa Awajún Río Apaga (Fenara) y los Pueblos Afectados por la Actividad Petrolera (PAAP), quienes demandan una serie de proyectos vinculados a los servicios básicos y sociales.

Son alrededor de 150 personas quienes se encuentran dentro de las instalaciones de la Estación 5 del ONP, preparando alimentos que podrían ocasionar un incendio a la mínima sensación de fuego.

“Estén preparando sus alimentos sin considerar el grave riesgo que ello supone, pues solo una chispa podría originar un incendio. Además, cualquier fuente de encendido, como fogatas o incluso el uso de teléfonos celulares, podría desencadenar incendios y explosiones con terribles consecuencias”, señala la empresa estatal en un comunicado.

Ante esta situación PETROPERÚ exhorta a los representantes de las federaciones a realizar sus reclamos de manera pacífica, sin llegar a acciones violentas y no seguir paralizando la industria de hidrocarburos, que tiene una pérdida de alrededor de los 3 millones de dólares.

“En el marco del Estado de Derecho y el respeto a las normas, solo a través del diálogo es posible llegar a acuerdos para solucionar los problemas que aquejan a las comunidades, de ahí que PETROPERÚ insista en llamar a la ponderación para evitar poner en riesgo la vida de las personas y la actividad petrolera en nuestra Amazonía; más aun teniendo en cuenta que la Estación 5 y las demás estaciones del Oleoducto Norperuano son un soporte básico para las inversiones y operaciones de las empresas petroleras, las cuales benefician a miles de personas, generando trabajo de manera directa e indirecta”.

Esta paralización ha ocasionado que el servicio de transporte de crudo por el ONP se encuentra paralizado, “Tenemos en la Estación 1, más de 400 mil barriles de crudo en los tanques de almacenamiento, esperando ser transportados y 130 mil barriles de crudo, inmovilizados en barcazas flotantes en el río Marañón; situación de alto riesgo desde el punto de vista de la seguridad de las poblaciones vecinas, instalaciones y el ambiente”.

Finalmente, el comunicado señala que están impedidos de tomar el control de sus instalaciones, imposibilitando ejecutar cualquier acción operativa, así como atender emergencias en caso se presente una contingencia o accidente, organizada por actividades inseguras de los ocupantes.

“Invocamos a los representantes de las mencionadas federaciones a deponer su medida de fuerza, a abandonar las instalaciones y realizar sus reclamos de manera pacífica, evitando estas acciones que ponen en riesgo sus vidas”.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.