Se intervino a más de 100 personas y se clausuraron tres establecimientos en operativo Anticovid-19 en Trujillo

A los infractores se les encontró participando en fiestas y libando licor en pleno toque de queda.

//
A los infractores se les encontró participando en fiestas y libando licor en pleno toque de queda.

Esta vez el alcalde de Trujillo, José Ruíz, estuvo del otro lado, y cito a los medios para seguir de cerca las intervenciones. Se detuvo a más de 100 personas durante toque de queda, que incumplían los protocolos de bioseguridad en operativo Anticovid-19.

Participaron del operativo la prefecta de La Libertad, Carolina Velasco,  la representante de la Fiscalía de Prevención del Delito, efectivos policiales tanto de las comisarías como de la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la PNP. También participó personal del Ejército Peruano, Seguridad Ciudadana, Defensa Civil y fiscalización de la MPT.

El primer local en ser intervenido fue el conocido como “El Recreo”, ubicado en la cuadra cinco del jirón Estete, en pleno Centro Histórico de Trujillo. En el establecimiento se encontró a más de 20 hombres que libaban cerveza e incumplían las normas sanitarias. Además, el establecimiento ya había sido intervenido días atrás, por lo que se procedió a clausurarlo por 30 días, pues además no contaba con certificado de Defensa Civil.

Tras algunos minutos, el operativo siguió hasta la cuadra tres de la avenida Túpac Amaru, en la urbanización Las Quintanas, donde se irrumpió el local “Punto Cero”. En el lugar, se halló a una gran cantidad de ciudadanas venezolanas y, según los vecinos, funcionaría un prostíbulo clandestino; por lo que se procedió a clausurarlo por 30 días.

En tanto, cerca de este último punto, en la cuadra nueve de la avenida Miraflores se alertó de una fiesta, por lo que también se procedió a intervenir. Sin embargo, los efectivos policiales y se Seguridad Ciudadana de Trujillo tuvieron que romper la puerta de acceso para ingresar y verificar que en el lugar había una gran cantidad de personas, entre ellas ciudadanas venezolanas que participaban en actos celebratorios.

Se les notificó a los encargados del Hotel por no contar con el certificado de Defensa Civil vigente. Luego se acudió a la urbanización Vista Hermosa, donde al interior de un condominio se habilitó una discoteca, donde se encuentra a 30 personas, entre ellas menores de edad.

En este espacio, se encontró a los menores ingiriendo bebidas alcohólicas, y a pesar que algunos intentaron escapar, fueron interceptados por los agentes de Serenazgo y del Ejército. Tras algunos minutos, los menores fueron llevados a la comisaría El Alambre; y el local fue clausurado por 30 días.

Finalmente, todos los intervenidos fueron puestos a disposición de las comisarías y se les impuso una multa de 440 soles. Además, quedaron registrados en el sistema informático de la PNP.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.