Vacunaron a hijos de trabajadores del Poder Judicial de Cusco

De manera preferencial. Mientras otros ciudadanos forman su cola para acceder a los biológicos, en Cusco, hubo favoritismo con los trabajadores judiciales. Inmunizaron a sus menores hijos.

/

El gerente regional de Salud, Javier Ramírez, confirmó que 12 hijos de trabajadores del Poder Judicial del Cusco, se vacunaron en la sede de dicha dependencia y que el caso está en investigación.

Explicó que el último sábado correspondía la aplicación de la segunda dosis a más de 200 trabajadores judiciales, pero que en la jornada también se inmunizó a los menores de edad. Se trataría de niños y adolescentes que presentan comorbilidades.

“Fue una cuestión programada antes de mi gestión. Yo tengo en el cargo recién dos días. Esto no va a volver a ocurrir. Hemos ordenando que me hagan un informe y los que resulten responsables tienen que ser sancionados”, alegó Ramírez.

Responde Spelucin

El actual gerente de Salud señaló que ya solicitó los informes correspondientes al área de Inmunizaciones. Sostuvo que no concuerda con este tipo de vacunaciones por instituciones y que mientras esté en el cargo, no lo autorizará.

“Personalmente no voy a permitir que se vuelva repetir esas coordinaciones porque creo que todos somos ciudadanos. Yo puedo ser el gerente de Salud, pero soy un ciudadano primero. Les pido a ustedes que se mantengan vigilantes porque no puede volver a repetirse.”, subrayó.

Sin embargo, el ex gerente de Salud, Juan Spelucin, negó haber sido él, quien dio la autorización para vacunar a los hijos de trabajadores del Poder Judicial.

Spelucin confirmó que hace varios meses recibió la solicitud de la Corte Superior de Justicia para los trabajadores, pero que no estaba previsto las dosis para los menores de edad.

“Se está faltando a la verdad al decir que esa vacunación obedece a una decisión de la gestión anterior. Tengo entendido que esas coordinaciones se realizaron el viernes 10 de setiembre, ese día yo ya no era gerente”, dijo.

Entre tanto, Ramírez fue citado ante la comisión de Salud del Consejo Regional.

El consejero Jorge Segura cuestionó severamente lo sucedido. Pedirán que se detalle los recursos empleados para la vacunación. “Es toda una logística, por eso es que se implementan algunos vacunatorios en los que la población hace interminables colas. Cómo es que para un sector se dio más facilidades. Quién lo autorizó”, cuestionó.

Reacciones

El decano del Colegio de Abogados del Cusco, Maik Pilares, pidió al gobierno regional que aclare lo sucedido. “Pedimos al gobierno regional que actúe con transparencia y no genere sentimientos de que hay sectores privilegiados. No conocemos qué ocurrió exactamente, ojalá sea aclarado, pero la vacunación debe ser para todos por igual”, dijo.

Igualmente, el presidente de la Junta de Fiscales del Cusco, Carlos Pérez, no quiso pronunciarse del caso del Poder Judicial, pero aclaró que el Ministerio Público, no solicitó una vacunación preferencial.

“Cada papá ha ido con sus hijos a los puntos de vacunación. En nuestro caso no hubo otro tipo de vacunación para nuestros hijos”, mencionó.

Aclaró que, sobre el Poder Judicial, no existe ninguna queja formal y de darse se investigará como corresponde.

Intentamos recoger la versión de la Corte Superior de Justicia sin éxito.

Dirigente de trabajadores pedirá explicaciones

El secretario general de los trabajadores de la Corte Superior de Justicia del Cusco, Carlos Chalco, dijo no estar al tanto de la inmunización de los menores de edad.

“Justamente nosotros habíamos pedido que nuestros familiares sean vacunados, pero nos dijeron que solo podían vacunarse trabajadores. Es la única información que tenemos”.

Dijo que solicitarán la información porque la convocatoria no habría sido abierta. “Yo tengo un hijo adolescente que se vacunó como todos, en los vacunatorios el sábado por la noche, no nos dijeron que podían vacunarse en la Corte. Ahora estoy en Lima, al llegar solicitaremos se nos aclare este asunto”.

Fuente: La República

Deja una respuesta

Your email address will not be published.